La llegada del buen tiempo y las altas temperaturas pueden ser perjudiciales para nuestros amigos peludos, y desde nuestra clínica veterinaria en Getafe no queríamos dejar pasar la oportunidad de concienciar sobre la importancia de esta problemática.

Los animales son más sensibles al calor que las personas, por lo que debemos prestar especial atención a su bienestar en los momentos o situaciones donde exista riesgo de sobre exposición al calor, ya que sus consecuencias pueden ir desde daños en los órganos a suponer incluso la muerte de la propia mascota. Para no tener que recurrir a una clínica veterinaria en Getafe, lo mejor es seguir esta serie de consejos para evitar la hipertermia en perros y gatos.

Es indispensable que tus mejores amigos de cuatro patas tenga acceso a abundante agua fresca y limpia donde poder refrescarse cuando lo desee. Estar en una zona amplia y adecuadamente ventilada y que disponga de buena sombra cuando esté en el exterior. Darle de comer y sacarlo a pasear a primera o a última hora del día y evitar que haga ejercicio. Lo más importante es que bajo ningún concepto debemos dejarlo dentro de un coche aparcado, incluso estando a la sombra y con las ventanillas bajadas, es sinónimo de una muerte segura en cuestión de minutos.

Así mismo, en los casos de mayor riesgo, como prevención adicional, podemos consultar con nuestro veterinario sobre la posibilidad de darle suplementos de glucosa o sales minerales, ya que lo que hace el calor es acabar con estas reservas de azúcar y sales que tiene el perro en su cuerpo.

Si tienes alguna duda sobre los golpes de calor, te recomendamos pasarte por nuestra Clínica Veterinaria Dobermann I, donde nuestro equipo de profesionales resolverá encantado cualquier cuestión, para que tus entrañables amigos puedan disfrutar como los que más del verano, sin ningún riesgo para su salud.