En una clínica veterinaria en Leganés las mascotas reciben atención para sus enfermedades y cuidados preventivos tales como las vacunas. Cada raza de perro tiene sus particulares necesidades que como persona que adopta una mascota conoces y sabes cuidar.

Quizá al entrar a una clínica veterinaria en Leganés y ver perros de diferentes características te preguntarás de dónde proviene tanta variedad y cómo se llegó a ella. Los primero que debes saber es que todos las razas, desde el diminuto chihuahua hasta un gran moloso, pertenecen a la misma especie, el Canis lupus familiaris. Según estudios genéticos, el lobo, el perro y el coyote comparten gran parte de su material genético, pues todos pertenecen al género Canis.

Se suele pensar que los perros descienden de lobos que fueron domesticados por los antepasados del hombre hace miles de años. Pero en realidad el perro y el lobo descienden de un ancestro común. Pertenecen al grupo de animales que llamamos carnívoros, que apareció hace 50 millones de años. Tienen en común vivir en manadas, ser de gran tamaño y cazar en grupo.

Hace 30 millones de años aparecieron los primeros cánidos en Norteamérica y luego pasaron a Eurasia. Allí aparecen los primeros perros hace 20 millones de años y se encontraron con nuestros antepasados, que progresivamente los domesticaron. Al convivir con diferentes grupos humanos dedicados a variadas actividades, los perros adoptaron distintas tareas. Mediante el cruce y la selección se acentuaron las distintas características favorables para desempeñarlas mejor.

A partir del siglo XIX se utilizaron los conocimientos en genética para producir más razas con características muy definidas, a veces en detrimento de la salud, pues muchos ejemplares tienen enfermedades genéticas.

En Clínica Veterinaria Dobermann II conocemos las particularidades de cada raza de perros. Por ello, podemos brindarle una atención individual a cada uno y también al tuyo.