Desde nuestra clínica veterinaria en Getafe hoy queremos hablarte de un tema común de preocupación entre los dueños de nuestros pacientes: la relación entre las mascotas y sus niños pequeños o bebés.

En este caso nos vamos a centrar en los perros, que tradicionalmente se consideran un buen aprendizaje para los pequeños humanos, pero con ciertas precauciones.

Si ya tienes a tu pequeño y estás pensando en comprar o adoptar a un perro (nosotros, claro, nos inclinamos a ser posible por la adopción), es bueno que pienses en la raza más adecuada. Cuando elijas a tu perro piensa sobre todo en su forma de ser, que sea dócil y no le molesten los cariños excesivos de algunos niños. Algunos perros cazadores o con cierto carácter además de ser más peligrosos no serán felices tratando a diario con tus hijos, y es importante que tanto unos como otros sean felices. 

Hay razas cuyas “averías” son más caras. Consulta en nuestra clínica veterinaria en Getafe si estás pensando en tener perro y tienes un presupuesto ajustado. Los niños son nuestra inversión más importante y quizá no siempre podremos hacer frente a los cuidados de salud de los peludos.

Hay que criar al perro para tratar al niño y también al revés. Educar a un niño en el respeto a los animales es también educarlo en el respeto por los demás. Cuando tratamos bien a un ser que no puede defenderse con inteligencia, aprendemos a ser pacientes y generosos con los demás.

Ten cuidado con sus celos o con comportamientos extraños que puedas apreciar en tu mejor amigo de cuatro patas. No dudes contar con nuestro asesoramiento veterinario integral que tienes a tu disposición en Clínica Veterinaria Dobermann I.